Como usar el aceite de ricino para la piel

Como usar el aceite de ricino para la piel

El aceite de ricino es un producto de belleza natural muy popular en la actualidad. Te diremos cómo funciona el aceite de ricino como producto para el cuidado de la piel y cómo se usa.

Los aceites faciales son cada vez más populares. A diferencia de las cremas habituales, proporcionan cuidados intensivos, aportan mucha hidratación y, por lo tanto, se consideran verdaderos milagros de belleza contra la sequedad de la piel. 

Además, el aceite de ricino se puede utilizar como un cuidado capilar extra emoliente e incluso para el cuidado de las cejas y las pestañas. ¡También lo puedes usar perfectamente para hidratar la piel seca del rostro!

¿Qué es el aceite de ricino?

El aceite de ricino se obtiene de las semillas del ricino, que crecen principalmente en las regiones tropicales. Sus ingredientes activos de alta calidad hacen que el aceite sea tan popular para la piel y el cabello. El aceite de ricino prensado en frío se compone principalmente de ácido ricinoleico y es rico en vitamina E y valiosos ácidos grasos. El efecto de cuidado de la piel del aceite de ricino es muy prometedor. No solo proporciona una hidratación intensa a la piel, sino que también mejora una variedad de problemas de la piel.

El aceite de ricino para tratamientos anti-envejecimiento

El aceite de ricino es conocido por sus efectos oxidantes. Cuando se aplica sobre la piel, protege contra las influencias ambientales nocivas y, por lo tanto, previene el envejecimiento prematuro de la piel. Pero cuando se trata de antienvejecimiento, el aceite tiene aún más que ofrecer: también aumenta la producción de colágeno y hace que la piel sea más firme en general. Con un uso regular, el aceite de ricino debería incluso desvanecer las manchas de pigmento relacionadas con la edad. Por tanto, el cuidado extra perfecto para pieles secas y maduras.

Aceite de ricino para las manchas de la piel

Cualquiera que tenga problemas de la piel tales como acné, espinillas, imperfecciones y piel brillante generalmente prefiere mantenerse alejado de los aceites faciales. Pero no todo el aceite obstruye los poros y empeora la piel grasa del rostro. El ácido ricinoleico que contiene el aceite de ricino tiene un efecto antiinflamatorio y mejora visiblemente la piel con imperfecciones. Las cicatrices del acné también se pueden reducir aplicando este aceite, haciéndolas mucho menos notorias.

Importante:  también puedes usar aceite de ricino para cuidar las cicatrices en otras partes del cuerpo. El aceite cuida intensamente la zona irregular y, con un uso regular, suaviza la cicatriz con el tiempo.

usos el aceite de ricino para la piel

Cómo usar el aceite de ricino para el cuidado de la piel

Si deseas utilizar el aceite especial para cuidar la piel de tu rostro debes aplicarlo por la noche. Por supuesto, el aceite también se puede aplicar en la cara por la mañana después del lavado, pero tarda un poco en absorberse por completo por eso es preferible usarlo durante la noche, antes de ir a dormir.

Procedimiento

Ante todo, limpia tu piel removiendo la suciedad y el maquillaje de tu rostro. Después de limpiarte la cara, frota gotas de aceite entre tus palmas y distribúyelo suavemente en tu cara. Puedes aplicar el aceite sobre la piel con un movimiento circular. Lávate a la mañana siguiente con agua fría o tibia.

Consejos antes de comprar aceite de ricino

Ya sea para el cuidado de la piel, el cabello o las pestañas: si deseas utilizar aceite de ricino como producto de belleza, asegúrate de que al comprar sea prensado en frío o virgen. Esto se debe a que los aceites apenas son resistentes al calor. Si se obtiene de cualquier otra forma, se perderán muchos de sus ingredientes activos especiales. Elije también un aceite orgánico de calidad, libre de pesticidas y fertilizantes químicos.

El cuidado de la piel siempre es algo muy personal. Solo tu puede juzgar por tí misma si este producto natural es idóneo para ti. Si tiene la piel muy sensible y es propensa a la irritación, puede ser aconsejable que consultes a un dermatólogo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.